Google+
Pages Navigation Menu

Guías personalizadas para que descubras un país diferente

RESERVA TU ALOJAMIENTO
Book Hostels Online Now

St. Patrick’s day around the world 1

San Patricio (389 – 461) Apóstol y patrono de Irlanda

Nació en torno al  año 387/389, probablemente en lo que hoy es Escocia. Fue monje y antiguo misionero. Recibió el episcopado en el año 432 y realizó su labor evangelizadora en Irlanda. Esta considerado el introductor del catolicismo en Irlanda siendo patrono de la misma junto con Santa Brígida y San Columba.

Después de haber sido raptado por piratas irlandés a la edad de 16 años y haber estado cautivo en Irlanda, escapó a Francia donde se supone que estuvo cerca de 20 años. Allí fue donde se ordeno sacerdote. Posteriormente el Papa Celestino I fue el que parece que le convenció para que volviera a Irlanda.

Ya de regreso proclamo el Evangelio con un  lenguaje directo y sencillo,(famoso es su explicación de la Santísima Trinidad utilizando como ejemplo un trébol, símbolo de Irlanda) lo que le dio fama y reconocimiento como un gran predicador. En su labor evangelizadora levanto numerosas abadías alrededor de las cuales crecieron numerosas ciudades. Tuvo que enfrentarse con algunos opositores como los druidas, los cuales representaban a la autoridad de los numerosos clanes que en aquella época dividían Irlanda. Una tradición popular le atribuye haber expulsado a las serpientes de Irlanda.

Como dato curioso, Murcia comparte patrón con Irlanda, sí, el mismísimo San Patricio

Confesión de san Patricio, Caps. 14-16: PL 53, 808-809

 Sin cesar doy gracias a Dios que me mantuvo fiel el día de la prueba. Gracias a él puedo hoy ofrecer con toda confianza a Cristo, quien me liberó de todas mis tribulaciones, el sacrificio de mi propia alma como víctima viva, y puedo decir: ¿Quién soy yo, y cuál es la excelencia de mi vocación, Señor, que me has revestido de tanta gracia divina? Tú me has concedido exultar de gozo entre los gentiles y proclamar por todas partes tu nombre, lo mismo en la prosperidad que en la adversidad. Tú me has hecho comprender que cuanto me sucede, lo mismo bueno que malo, he de recibirlo con idéntica disposición, dando gracias a Dios que me otorgó esta fe inconmovible y que constantemente me escucha. Tú has concedido a este ignorante el poder realizar en estos tiempos esta obra tan piadosa y maravillosa, imitando a aquellos de los que el Señor predijo que anunciarían su Evangelio para que llegue a oídos de todos los pueblos. ¿De dónde me vino después este don tan grande y tan saludable: conocer y amar a Dios, perder a mi patria y a mis padres y llegar a esta gente de Irlanda, para predicarles el Evangelio, sufrir ultrajes de parte de los incrédulos, ser despreciado como extranjero, sufrir innumerables persecuciones hasta ser encarcelado y verme privado de mi condición de hombre libre, por el bien de los demás?

Dios me juzga digno de ello, estoy dispuesto a dar mi vida gustoso y sin vacilar por su nombre, gastándola hasta la muerte. Mucho es lo que debo a Dios, que me concedió gracia tan grande de que muchos pueblos renacieron a Dios por mí. Y después les dio crecimiento y perfección. Y también porque pude ordenar en todos aquellos lugares a los ministros para el servicio del pueblo recién convertido; pueblo que Dios había llamado desde los confines de la tierra, como lo había prometido por los profetas: A ti vendrán los paganos, de los extremos del orbe, diciendo: «Qué engañoso es el legado de nuestros padres, qué vaciedad sin provecho». Y también: Te hago luz de las naciones, para que mi salvación alcance hasta el confín de la tierra.

Allí quiero esperar el cumplimiento de su promesa infalible, como afirma en el Evangelio: Vendrán de Oriente y Occidente y se sentarán con Abrahán, Isaac, Jacob.

Próximo post, Lunes 27 de febrero         Las abadías de San Patricio

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.

Especial Para tí
Especial para tí